Para fijar el precio de venta al público hay que tener en cuenta muchas variables por lo que la tecnología juega un papel determinante para definir qué precio es el adecuado para todos los agentes que intervienen en la cadena de valor

El precio que marca la etiqueta de cualquier producto o servicio impacta directamente sobre el valor que el cliente percibe de él. Por lo tanto, las pequeñas y medianas empresas deben tener muy claros cuáles serán los criterios que utilizarán para definir el precio final con el que quieren que sean identificados sus productos, sus servicios e, incluso, su marca.

Disponer de toda la información necesaria ayuda en la tarea. En este sentido, se apunta a la importancia que tiene contar con todos los datos sobre todos los costes, tanto directos -materias primas, mano de obra, trabajos o servicios subcontratados, etc.- como indirectos -suministros, mantenimientos, actualizaciones, formación, etc.- que hay detrás de un producto antes de que éste llegue a los expositores de cualquier establecimiento comercial, ya sea físico o digital.

Los aplicativos ERP agilizan todo el proceso de gestión comercial y, en consecuencia, los aspectos relacionados con la fijación de los precios. Su contribución es determinante porque, además de proporcionar gran parte de la información que se necesita, facilitan la generación de reglas de negocio y el establecimiento -y control posterior- de políticas de descuento que no se “comen” los beneficios, sino, más bien, al contrario, que ayudan a estimular las ventas.

El papel del ERP en la política de precios

Podría darse el caso de que un comercial hiciera una oferta a un cliente con un descuento que estuviera fuera del rango que permite la compañía, intentando mantener intacto su margen de beneficio. Si esto sucede y la venta se consuma, la compañía, paradógicamente, estaría perdiendo dinero. O sea: podría vender mucho y acabar en la ruina. Por eso es tan importante el papel de los ERP porque, entre otras cosas, ayudan a limitar el porcentaje de negociación de los comerciales y a establecer alertas cuando alguien se sale del rango establecido”.

La contribución de los ERP para determinar la política de descuentos es clave porque facilitan la definición de las rebajas adecuadas en función de criterios tan variados como el volumen, los clientes, la fecha, los artículos concretos, etc. Es algo imposible de hacer a mano o a través de un Excel.

En este sentido, son muchas las funcionalidades que incluye un ERP y que facilitan la definición y puesta en práctica de la política de precios en una pyme. Su papel es estratégico en la generación automática de precios en base a las reglas de negocio y en la fijación de descuentos para ayudar a estas organizaciones a que sus procesos sean más ágiles y, también, más eficientes.

Actualizaciones automáticas de las listas de precios -precio de compra, precio recomendado, último precio, …- fechas de validez para una o varias listas de precio en función de las promociones o descuentos según la estacionalidad de las ventas, etc. son solo algunos ejemplos que ponen en valor la contribución real de los ERP en la política de precios y su impacto en el conjunto global del negocio.

Fuente: https://directivosygerentes.es/pymes/noticias-pymes/erp-pymes-precio

Cerrar menú
1
Hola.!
¿En que Podemos Ayudarte?
Powered by