Cinco cambios en la dinámica de las organizaciones que vuelven a la actividad

Por Xicoténcatl Morales Hurtado, CEO SELF México

Falta poco para la reactivación de las actividades en muchos sectores productivos, lo que significa que los dueños de negocio siguen organizando estrategias para un anhelado retorno a la vida laboral.

Harold Shafer dijo alguna vez: “A fin de que cualquier organización avance, es preciso que las personas que la integran se renueven para entregar lo mejor de sí ajustándose a los cambios de su entorno”.

Teniendo en mente esta reflexión, estos son los cinco cambios que han mostrado las organizaciones más competitivas en los últimos meses. Al analizarlos podrás establecer una rúbrica muy útil que te ayudará a comprobar en qué estado de su desarrollo se encuentran al interior de tu firma:

1. Comunicación en diversos niveles

Como ingrediente número uno de la dinámica interna de una empresa la comunicación se volvió el eje de la toma de decisiones. Si bien siempre ha sido un factor relevante, en el contexto del COVID-19 adquirió un papel central. Como nunca antes la comunicación se enfocó en mejorar la competitividad teniendo como valores centrales las siguientes cualidades:

  • Transversal   
  • Oportuna
  • Efectiva

Algo que ayudó a los líderes empresariales fue no tomar a la ligera la información externa ni dejar nada a la especulación, actitudes sin duda que sirven para tomar el control en los momentos más críticos.

2. Descubrimiento de nuevo potencial

El capital humano que mejor ha respondido a esta contingencia es el que se mantuvo capacitado de forma permanente. El equipamiento, formación y acumulación de talento de nada sirve si se mantiene oculto. Las empresas verdaderamente proactivas dieron luz verde para que sus empleados jugaran en diversas posiciones y demostraran sus destrezas productivas que no necesariamente estaban plasmadas en los currículums oficiales.

Dejar que el personal rotara, permutara y se retroalimentara entre sí fue una medida que ayudó a refrescar muchas tareas.    

3. Diversidad de servicios

Uno de los mayores desafíos de esta temporada fue la posibilidad de integrar nuevos servicios o producir mercancías específicas que resultaron de un análisis de la demanda regional o nacional a propósito de productos que empezaron a escasearse.

Las empresas más innovadoras usaron sus recursos materiales, insumos y maquinaria para incursionar en el campo de nuevos diseños que ampliaron su oferta al mercado de una manera positiva. Es probable que muchas sigan comprometidas con esa misma ruta agregando valor a sus creaciones después de esta temporada de oportunidad. Como ejemplo de esta práctica en lo local merece la mención la empresa Maindsteel que está fabricando respiradores bajo estrictas medidas de calidad.    

4. Flexibilidad en cargas laborales y horarios

Haberse alejado del lugar físico de trabajo fue para muchos una actividad ciertamente retadora. La incursión del teletrabajo y la integración de mecanismos para evaluar el desempeño pusieron al centro la posibilidad de que muchas empresas consideraran a fondo la autogestión como una aliada permanente de sus esquemas de rendimiento.

Este tipo de tácticas, al parecer, llegó para quedarse y darle a la iniciativa privada una gran lección sobre las herramientas virtuales en muchos sentidos (marketing y comercialización, capacitaciones en línea, enlaces remotos, etcétera).   

5. Renovación y cambio

El punto más relevante al que algunas unidades de negocio arribaron fue la reorientación total de sus tareas, imagen o propósito. Abordar un cambio radical en la misión o pensar en un rediseño global de negocios no hubiera sido posible en otro momento. La emergencia sanitaria obligó, y lo seguirá haciendo, a pensar en tareas clave que dieron a varias firmas la posibilidad de reinventarse en estos aspectos:

  • Infraestructura (física y tecnológica)
  • Imagen corporativa
  • Alianzas comerciales
  • Planeación y esquemas de sucesión

Para cerrar podrías reflexionar en cuál de los cinco cambios mencionados invertiste o lo estás haciendo. Si hay alguno que no contemplaste todavía, hay tiempo de mejorar para que tu persona y tu empresa estén listos y al tanto del próximo reinicio de labores. 

Fuente: https://www.liderempresarial.com/cinco-cambios-en-la-dinamica-de-las-organizaciones-que-vuelven-a-la-actividad/