océano azul

La Estrategia del Océano Azul

Cuando un mercado está saturado es muy difícil competir con la competencia. ¿Qué pasaría si tu negocio pudiese crear su propio mercado? ¿Tener su propia estrategia?  En lugar de competir con otros, puedas crear una nueva dimensión con productos innovadores y generando valor en un nuevo mercado nunca antes explorado.

La innovación es la esencia de la Estrategia del Océano Azul, un método de gestión empresarial cuyo objetivo es conseguir nuevos mercados y oportunidades de negocio antes que seguir luchando por obtener una mayor participación y haciendo lo imposible por diferenciarse en escenarios ya explotados.

Innovar en valor es una respuesta estratégica que ha permitido a las compañías generar niveles de rentabilidad superiores a sus competidores. La innovación en valor ocurre cuando las empresas alinean originalidad con utilidad y estrategia de precio. Si estás dispuesto a romper los límites del mercado es posible que crees nuevos clientes que consuman nuevas necesidades y que consigas diferenciarte.

estrategia del oceano azul

¿Cómo surgió esta estrategia?

Quienes formularon la Estrategia del Océano Azul fueron los teóricos W. Chan Kim y Renée Mauborgne, luego de realizar un estudio de 150 movimientos estratégicos realizados en 30 industrias diferentes.

Para Chan Kim y Mauborgne, el océano azul son todas aquellas ideas que no se han materializado en la actualidad y que en el futuro pueden resultar sostenibles y rentables.

En cambio, el océano rojo lo encarnan todas las empresas y que día tras día su único objetivo es superar a sus rivales.

Principios básicos de la Estrategia del Océano Azul

Ampliar las fronteras del mercado:
Analizar otras opciones de negocio, es decir, ensanchar el mercado en el cual actuamos.

Realizar un mapa estratégico:
Elaborar un plan para definir la estrategia que seguiríamos una vez hallemos la oportunidad de negocio. Esto debe realizarse en función del potencial creativo de nuestra compañía.

Explorar otros terrenos más allá de la demanda actual:
Examinar esos terrenos del mercado en los que nadie hasta ese momento haya incursionado o que no estén del todo investigados. De momento es solo una cuestión de tanteo y valoración.

Diseñar una estrategia de operación:
Una vez estemos seguros de la opción de negocio y de la viabilidad del mercado al que aspiramos, procedemos a diseñar una concreta que refleje nuestra oferta: cualidades del producto, beneficios, utilidad, precio, entre otros; basándonos en las necesidades de los consumidores o potenciales clientes.

Solucionar obstáculos:
Los responsables de la Estrategia del Océano Azul deben destinar unos cuantos recursos para solventar los problemas que puedan surgir durante su realización.

Ejecutar la estrategia de innovación:
Finalmente poner en marcha nuestra estrategia de negocio y evaluar los resultados que de ella se deriven.

Fuente: openfuture.org/comunidadnegocios.cl/ retos-directivos.eae.es

Share this post


Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com