Ideas de Negocios. Guía para identificarlas y procesarlas

Hay algunas cosas importantes que debes conocer si estás buscando ideas de negocios para emprender:

1.- Las personas que buscan orientación para hacer un Negocio en realidad precisan encontrar ideas para producir y vender algo.

2.- Encontrar ideas para un negocio es una función del proceso de identificar las necesidades que tiene la gente. Esto involucra un pequeño ejercicio mental y un sondeo de las fuentes.

3.- El hecho mismo de identificar ideas de negocios no garantiza (en absoluto) el establecimiento de un emprendimiento. Existen tres etapas indispensables que luego deben transitarse:

4.- Las ideas que tienen mayor probabilidad de tener éxito en el mercado son aquellas que se fundamenten en conocimientos, destrezas y habilidades que poseas. En esto se encuentra la ventaja competitiva.

5.- Visualización del mercado. Esto no es lo mismo que un estudio de mercado convencional. Muchas veces las ideas de negocios que se tienen carecen de antecedentes y precedentes en el mercado, y por ello corren el riesgo de no calificar positivamente en un estudio. Lo importante es visualizar la naturaleza del mercado. Tener una idea concreta de él y las particularidades condicionantes para la nueva idea. Mucho de esto se logra llevando a efecto lo descrito en el punto 2.

Las ideas de negocios no siempre deben encararse en función del capital que se dispone.

Esta es una forma ingenua de descartar grandes posibilidades. La mente emprendedora no actúa en función de limitaciones. Si se produce alguna idea que exceda la capacidad de capital propio, igualmente se ha desarrollado algo de gran valor que puede comercializarse en el mercado. Porque también las ideas pueden venderse o estar sujetas a un proceso de Articulación de Negocios que genere beneficio.

Hay muchas personas naturalmente fecundas en la generación de ideas, pero esto no quiere decir que quienes no lo son no puedan desarrollar razonablemente estas habilidades. Como punto de partida es necesario habilitar el canal de la Imaginación en los procesos mentales. Otorgarse el permiso de “soltar” la mente y trascender límites autoimpuestos.

Imaginar no cuesta nada, y no representa ninguna pérdida de tiempo. La mente del ser humano tiene mucho más alcance que las funciones cerebrales físicas. Hay muchas técnicas para desarrollar la imaginación. Conocerlas y proponerse ponerlas en práctica no es ninguna pérdida de tiempo.

La imaginación es la fuente que alimenta una Mente Creativa, y de ella no solo emergen ideas para hacer negocios, también respuestas para los desafíos que plantea la vida. No hay que olvidar que las ideas son solo las unidades de una visión que debe revestirse de forma y estructura. En esto último prevalece la convocatoria a la creatividad.

Al igual que en el caso de la imaginación, la creatividad puede desarrollarse, también existen muchas técnicas para hacerlo.

Ahora bien, las ideas de negocios no se remiten exclusivamente al desarrollo de algo físico, pueden estar estrechamente relacionadas a servicios personales o actividades de carácter virtual.

Estas últimas han tenido un importante crecimiento en la última década. Operan en mercados emergentes que tienen gran futuro y en muchos casos tienen menores barreras de ingreso. La tesis de grado de Vanina Attinello, “Negocios virtuales: un recurso para emprendedores”, expone un interesante “background” sobre esto.

Por último, hay que tomar en cuenta que las mejores ideas de negocios son aquellas que finalmente se llevan a la práctica. Detrás de un emprendedor no hay una idea o un proyecto, detrás de un emprendedor hay una DECISIÓN DE HACERLO. Esta es otra historia, posiblemente aún más importante que la anterior.

Expongo a continuación algunas fuentes donde pueden encontrarse ideas concretas para hacer negocios:

Ideas o referencias de posibilidades y proyectos hay muchas. Acá están mencionadas solo algunas especiales. Lo importante en todo caso es entender que ellas se insertan en un contexto, precisamente el que se menciona al principio del texto. Sin ése contexto de entendimiento y gestión, las ideas carecen de utilidad. Esto es lo mismo que pasa con los vientos. Para la mayoría de nosotros son un elemento más de la naturaleza que nos rodea, pero para quién gestiona turbinas, es el insumo principal para producir energía.

El emprendedor debe ser como uno de esos generadores, las ideas son el viento que necesita para activarlos. Hay mucha ingeniería detrás de los generadores, y mucho conocimiento, aptitudes, destrezas y actitud en el perfil de un emprendedor. Para que las ideas tengan terreno fértil donde situarse, se debe comenzar por lo mencionado al último.

Emprender es, finalmente, una forma de vida.

Fuente: https://www.emprendices.co/ideas-de-negocios-guia-para-identificarlas-y-procesarlas/