La rentabilidad es el gran reto de las pymes en la situación actual

La COVID-19 ha evidenciado que la digitalización facilita la continuidad de los procesos de negocio en entornos cambiantes. La tecnología ha permitido hacer frente a las restricciones de movilidad y el grado de digitalización de las empresas ha sido determinante para favorecer la adaptación de las compañías a esta situación.

Sin embargo, a pesar de las oportunidades y notables beneficios que genera adaptar la organización al entorno digital, los directivos de las pymes, que han participado en este 2º Barómetro Digital Finance elaborado por Datisa, son conscientes de los desafíos que implica abordar un proceso de transformación digital. Poner el foco en el corto y medio plazo, alinear la tecnología y los equipos, mejorar en agilidad o acometer el proceso de una manera segura y colaborativa, son algunas de las claves y objetivos de las pymes a la hora de afrontar la transformación digital.

“En momentos de crisis una de las cosas más importantes es tomar decisiones basadas en datos consistentes, sólidos y actualizados. La información financiera impacta en las decisiones con efectos inmediatos, a corto plazo, pero también en otras decisiones más orientadas a los resultados en el medio y largo plazo. El departamento financiero desempeña un papel estratégico en la organización y en este sentido, la digitalización del área financiera es fundamental”, asegura Pablo Couso.

En este sentido, junto a la adopción de nuevas soluciones tecnológicas, los directivos empresariales consultados en el segundo barómetro digital Finance de Datisa consideran necesario posicionar el departamento financiero como un área clave para el desarrollo y crecimiento de la organización, en la que los responsables deben participar de forma transparente, colaborativa e intercambiando información.

En un entorno disruptivo, la gestión financiera de las pymes debe replantarse su estrategia para garantizar su desarrollo, crecimiento y diferenciación. De hecho, un 62,5% de los directivos consultados, han coincidido en señalar que la automatización de procesos internos es prioritaria para mejorar la salud financiera del negocio. Mientras que el 37,5% resalta la implementación de herramientas tecnológicas como aspecto esencial para la mejora financiera de la compañía

Por otro lado, una de las principales tareas, especialmente en entornos VUCA, es llevar a cabo un análisis del negocio desde el punto de vista financiero para facilitar la toma de decisiones, tanto las que conciernen al propio departamento financiero, como las relacionadas con otras áreas de la compañía: producción, marketing, recursos humanos o comercial.

En ocasiones, uno de los aspectos que destacan las pymes es que el departamento financiero no siempre cuenta con un posicionamiento acorde a la importancia estratégica que tienen en la compañía. En este sentido, el 75% de los directivos consultados considera que la rentabilidad es el principal reto de las compañías actualmente. Por el contrario, el 25% destaca la liquidez como el desafío financiero prioritario de las organizaciones.

Agilidad en toma de decisiones

Por otra parte, el 50% de los entrevistados destaca la agilidad en los procesos de toma de decisiones, como uno de los elementos determinantes para el correcto funcionamiento del departamento financiero en momentos de inestabilidad. Mientras que el 25% de los directivos considera fundamental mejorar las interacciones del área financiera con el resto de los departamentos de la compañía para impulsar su crecimiento; el 12,5% señala como esencial la comunicación clara de los objetivos por parte de la dirección de la compañía y otro 12,5% resalta la importancia de trabajar y planificar diferentes escenarios que ayuden a la toma de decisiones.

Ahora bien, adecuar las organizaciones al escenario VUCA requiere adaptar todas sus áreas a la realidad digital. Y esto implica iniciar un proceso de transformación que incluya la implementación de nuevos procesos más eficientes. Pero también, dotar a los departamentos financieros, de las herramientas tecnológicas necesarias que les ayuden a mecanizar y optimizar el trabajo de los equipos de las distintas áreas.

En esta línea, las plataformas de gestión ERP se plantean como las herramientas más consistentes sobre las que implementar un sistema de control eficiente. En ellas confían el 87,5% de las empresas participantes en el 2º Barómetro Digital Finance para mejorar la agilidad y flexibilidad de sus departamentos financieros. En concreto, el 62,5% apuesta por la licencia como modalidad de uso de su sistema de gestión de recursos empresariales, mientras que el 25% trabaja con soluciones en la nube para una gestión conectada de la información. Solo el 12,5% utiliza modelos de pago por uso.

Fuente: https://www.muypymes.com/2019/09/06/tendencias-inbound-marketing-proximo-ano